Me presento mi nombre es Nayira Plaza Díaz. Mi hijo mayor tiene una condición que lo acompañará toda su vida, es del Espectro Autista.

A medida que fue creciendo se le hizo más difícil participar del mundo y sobre todo del colegio, desde 2° a 5° básico estudiamos en casa. Encontrar un espacio apropiado para él, que se adecuará a sus necesidades parecía imposible, hasta que apareció la Escuela Hospitalaria de Hospital El Carmen.

El primer día esperé en un pasillo, por si mi niño se descompensaba, pero fue tal la confianza y lo acogedor del ambiente, que al salir lo primero que me dijo fue: Mamá desde mañana no te quedes a esperar, no es necesario. Ahí comprendí que se encontraba grato y seguro. Luego al pasar el tiempo y conocer el trabajo de los profesores, que transmite el amor que hay en cada actividad y en el ambiente del colegio, te hace saber que poco a poco le dan a tu hijo lo que requiere para su desarrollo integral.

Se que una escuela es parte importante en la vida de un niño o adolescente en desarrollo y que otra parte valiosa la entregas tu como padre. Pero si la escuela no se complementa contigo, todo se hace mucho más complejo. Pero gracias a Dios, esta escuela le brinda a mi hijo lo necesario para su crecimiento de forma adecuada a un niño de su condición. La escuela poco a poco se ha transformado en un pilar fundamental para su formación, son una luz de esperanza para los niños que no tienen respuesta en el sistema escolar regular y eso como padres se agradece infinitamente. Muchas gracias, su labor es grandiosa.


Nayira Plaza Díaz
Apoderada

¡Déjanos tu comentario!